Si vas a contar con un catering de eventos en Madrid centro para que sea el encargado de servir la comida y la bebida en tu boda, tienes que tener muchos aspectos en cuenta. Y uno de ellos, para que todo salga bien, es el de diferenciar correctamente el momento en el que se desarrolle. No es lo mismo una boda de tarde, que una de noche, que una que abarque todo el día con comida y cena.

Algo común a todas ellas es el cóctel. Independientemente de haber optado por comida o por cena, se hará este picoteo informal que, en muchas ocasiones, y al hacerse justo a la conclusión de la ceremonia, es la primera toma de contacto con los invitados. Deberá constar de elaboraciones pequeñas, ligeras y fáciles de comer, pues por lo general la gente está de pie y los camareros se desplazan con las bandejas ofreciendo los platos.

Después del cóctel, tu catering de eventos en Madrid centro se diferenciará en función de día, con comida, o noche, con cena. En el primero de los casos el menú será más consistente y copioso. Constará generalmente de un entrante, un par de platos principales (un pescado y una carne) separados por una elaboración tipo sorbete para diferenciar sabores y, finalmente el postre.

Si estamos hablando de eventos de noche, el menú será más ligero, pues por norma se cena menos de lo que se come. Con un esquema similar, quitaremos uno de los platos principales (es recomendable dejar el de carne), especialmente teniendo en cuenta que a continuación viene la barra libre y conviene llegar sin sensación de hinchazón.

En La Bonnotte Catering adaptaremos tus necesidades y gustos a las características del evento para ofrecer un menú de la máxima calidad que deje un gran sabor de boca en todos y cada uno de los invitados a un día tan especial.