Hasta ahora, lo usual al contratar un servicio de catering en Madrid centro para una boda era optar por menús sobrados de platos y por alimentos pesados, grasientos y en cantidades desproporcionadas. La idea era abrumar con la abundancia y que nadie se fuese a casa "con el estómago vacío".

Si eres una persona que cuida su salud y su aspecto, te interesará saber que en el servicio de catering en Madrid centro, cada vez elaboramos cartas más saludables: lo que buscamos con ello es, sin desatender la oferta gastronómica, velar también por el bienestar de los invitados.

Para lograr este menú, lo ideal es que incluyas aperitivos, bebidas y platos iniciales: cargados de nutrientes y vitaminas, con bajo contenido calórico y de fácil digestión. Sabores agradables y sencillos que vayan abriendo el paladar y generando sensaciones positivas.

Otra opción es que ofrezcas cocktails como recibimiento. O, mejor, que junto a las tradicionales cervezas y copas de vino (de las cuales, como la ocasión lo requiere, se suele abusar, con lo que nos llenamos demasiado para recibir el banquete) obsequies a tus invitados con zumos, té helado y smoothies.

Para el primer plato, no puedes fallar con una crema fría tipo gazpacho o salmorejo, junto con ensaladas (con productos del tiempo) y, además, un solomillo o tartar de atún: verduras, carne y pescado, con combinaciones para todos los gustos y sin que se resienta el estómago o la condición física del comensal.

Por otro lado, para el plato principal, incluir carne en cantidad puede parecer ineludible, pero puedes ofrecer, como alternativa, un lomo de atún marinado. Y en el postre, una buena idea es preparar deliciosos helados de yogur o brochetas de fruta.

En la La Bonnotte, estaremos encantados de recibirte y de ofrecerte nuestra profesionalidad y experiencia para  elaborar tu menú ideal.